domingo, 4 de noviembre de 2007


Cuando estoy contento y solo, me siento tonto.
Cuando estoy triste y acompañado, me da miedo...
pero hay algo en ese miedo que me atrae,
tiene un sabor a crimen infantil…