jueves, 18 de octubre de 2007

Lamentate / Arvo Pärt


Da pacem domine

Los demonios invocados en la noche no han dejado de ser eso,
pero ahora sus semblantes reflejan cansancio,
cansados están por haberme torturado la noche entera.
Ya no me lanzan los gritos chirriantes, ya no los entierran en mi corazón.
Parecen alejarse mientras cantan a las sombras que los llaman.
La noche ha terminado, la calma lo domina todo.

Minacciando

Imagino trompetas a lo lejos,
trato de olvidar que son aves las que me cantan al oído.
Pareciera que este no es un amanecer como los otros.
En la noche apenas pasada el río corrió, se desbordaron sus aguas y hoy…
quedan pequeñas piedras verdes abandonadas a su alrededor.
Ahora el río ha quedado inmóvil, sus aguas han dejado de correr.
Ahora son tambores los que golpean mis tímpanos, violines que,
en su desesperación,
reflejan el andar tortuoso de mi alma la noche anterior.
Pequeñas gotas intentan empujar hacia el río las piedras a modo de consuelo.

Spietato

Parece que las aguas del río vuelven a abandonar su cause.
De las sombras los demonios reaparecen.
Nuevamente sus chirridos comienzan a anunciarse,
pero se ven silenciados por los truenos que en el cielo anuncian a coro la tormenta.
Entre chirridos y truenos puedo escuchar esas pequeñas gotas consolantes que intentan regresar al río las piedras.
Un magnífico estruendo lleva todo a la calma.

Fragile

Retiro de mi rostro mis manos temblorosas y espero asustado a que algo suceda,
a que algo comience de nuevo a golpearme.

Pregando

Todos se han ido menos las pequeñas gotas.
Mis manos aun tiemblan y ahora las han imitado mis piernas.
Intento olvidarme de mi cuerpo adolorido.
El río nuevamente en calma,
las gotas no golpearán más las pequeñas verdes piedras.
Las nubes se han ido, el sol calienta mi piel,
pero sólo para avivar el frío nocturno que aún recorre mis huesos.
El sol pareciera haber notado que su calor desprecio y se retira indignado y molesto.
Elevo mis manos al cielo para llamarlo,
pero ha decidido no tocar más mi piel,
es inútil.

Solitudine

Las gotas han notado que es mi corazón el que sufre.
Ahora también ellas me han abandonado.
De nada sirve golpear las piedras.
De nada sirve acompañarme en la tormenta.
El río está en calma, y aún así lo siento recorrer mi corazón,
acariciar cada rincón con sus helados brazos.
Abrazo mi cuerpo.
¡No puede ser que esté solo!
Escucho de nuevo el canto de las aves que parece por momentos ser chirridos de demonios.
Pero este canto no es el de las aves, lo siento cerca.
Es el sonido del palpitar de mi corazón,
la única música que ahora me acompaña.
Ese latir no es seco, es más bien un débil lamento.

Consolante

No necesito las gotas, ni a las piedras ni al río, ni a la tormenta ni al sol, ni a los demonios.
Me basta con mi corazón.
Ese llanto que se eleva hasta tocar mis pensamientos.

Stridendo

¡No necesito a nadie! ¡Los maldigo a todos!
Comenzaré a cavar una tumba.
De aquí nadie me moverá.

Lamentabile

No…
Mis manos no pueden seguir cavando.
¡No quiero morir aquí!
¡Que regrese el sol!
¡Que regresen mis amadas gotas!
Mi mirada corre de un lugar a otro.
¡Alguien debe poder verme!
Pero sólo hay silencio.
Caminaré hacia el río, abandonaré mi tumba.
Siento más frío mientras más me acerco al río.
Todo lo que hay en el bosque parece querer ignorarme.
Ni siquiera el viento corre a mi alrededor.
Todo es calma, es mi destino vagar solo.
La calma parece no terminar nunca.

Risolutamente

Avanzo sin rumbo, sin mirar atrás.
No me doy cuenta que el bosque entero me sigue de cerca.
Apenas nacidas de mis pies las huellas,
el río las llena.
Un aire helado y atroz de repente me rodea y me obliga a tumbarme en la tierra.

Fragile e conciliante

Ahora todos me miran, me miran temblar de frío,
me miran yacer en el suelo, me miran llorar sin consuelo.
El mundo ha tenido suficiente de mi,
pero aún así me abraza sonriendo.
Mi sonrisa no puede ni debe despertar.
Nuevamente en calma me pongo a cavar.
Ahora es sólo un pequeño agujero en la tierra,
esa húmeda tierra que parece extenderme un consuelo.
La pequeña tumba está terminada.
Coloco en mi pecho mis manos para ahuyentar el frío, para sacudirme la tierra.
Hasta que ya sin tierra pero aún con frío, tomo con ellas mi corazón y lo entierro como sólo una madre a su hijo entierra.

Camino hacia mi tumba y todos me miran.
Mis pasos son lentos, mi mirada perdida.
¡Por fin descansaré!
Un árbol extiende una rama para cubrir con tierra mi cuerpo.
Este será el último dolor, la última caricia que este mundo a mi cuerpo le entregue.

10 comentarios:

Sofía dijo...

QUE RIFADO!!! Al fin me gustó algo de lo que escribes. Bueno, no es que no me gustara, sino que no lo disfrutaba tanto como esto... es tuyo verdad??? porque si no, yo te digo cómo citar para que no engañes a tus amiguitos...

jf.yedraAaviña dijo...

yeah!!.. dilo dilo!! si no te gusta no te gusta y ya... jojo... hey,, y la música mujer!!!????? qué te pareció???

Sofía dijo...

Eh??? (Sofía se hace la sorda)...

Lidia dijo...

confieso que lo he evitado, no quiero tronarme, espéreme tantito, yo lo leo

jf.yedraAaviña dijo...

Sofía: pues no te hagas... en serio escúchala!!

Lidita!!: todo a su tiempo lidita... pero no le vayas a hacer como sofía que nomás lee y no escucha...

Princess Momo dijo...

Ah, música maravillosa!!!!
La he escuchado toda y es excelente.
Realmente se parece lo que escribes a ella!!! o ella se parece a lo que escribes no sé... el caso es que primero escuché para imaginar yo y no tener prejuicios, luego leí para confrontar música y letra (si se puede decir así) y me han gustado mucho ambas expresiones pareciendome compatibles completamente.
Ad hoc con la temporada Otoño- Invierno, mi favorita, jaja.
Saludos primito!!!!

jf.yedraAaviña dijo...

jajaja... chido... de verdad que la música es genial.. qué bueno que la pudiste escuchar y que te gustó... si sirven bien esos players?? luego tengo la impresión de que tardan un poco en cargar... y luego al final suena esa mugre de “this mp3 player....” pppfff... suena horrible eso,, te rompe completamente la concentración... en fin...

Saludos de vuelta!!

Princess Momo dijo...

Hey, si, de donde sacaste esa aplicacion? yo tambien quiero musica en mi blog!!!

jf.yedraAaviña dijo...

pues le picas abajo pa que te lleve a la página... o te metes a www.poqbum.com y ahí ya te dice cómo....

Abrazos!

jf.yedraAaviña dijo...

ya? ya? ya lo escucharon los que no lo habían hecho?? no puedo estar esperando toda la vida!.. bueno,,, creo que sí...

(comentario patrocinado por el sueño...)