miércoles, 31 de octubre de 2007

Canción nocturna del Dolor

Por la mañana cantan las aves
brilla el rocío, brilla el sol con su estúpida sonrisa.
Asesinos del suspiro que de las sombras nace,
apenas se asoma al mundo, cuando este mismo lo apaga.

¿Quién quiere escuchar el dolor de un suspiro?
Sólo la noche lo entiende,
sólo las sombras lo abrazan.

Brilla el sol, seca la herida,
cantan las aves, silencian el gemido,
brilla el rocío, congela las lágrimas.

No son bálsamos refrescantes.
No son píldoras calmantes.
La herida, aunque seca, está abierta,
el gemido, aunque en silencio, se mantiene en la garganta,
las lágrimas, aunque suspendidas, se mantienen en los ojos.

Sólo la noche lo entiende,
sólo las sombras lo abrazan.

¡Corre libre entre las sombras dolor de mi corazón!
¡Vuela libre hacia la suave luz lunar!
¡Grita tu nombre al helado viento!
Que toda la noche lo escuche…

3 comentarios:

Lidia dijo...

es la cosa de la noche!!!!
saludos y abrazos

Princess Momo dijo...

el contraste

jf.yedraAaviña dijo...

Lonooooll!! eso no lo había notado... luego se lo quito...

sip...