viernes, 7 de septiembre de 2007

¿Soñar?


Este lugar debería ser llenado por el relato de un sueño que tuve la noche del pasado miércoles a eso de las 5:00 am. Calculo más o menos la hora ya que cuando desperté con el corazón latiendo rápido y fuerte miré inmediatamente dos cosas. Primero, los libros junto a mi almohada, y segundo, mi reloj que marcaba las 5:32… no pondré el sueño ya que pocos lo entenderían y podría ofender a algunos… su relato lo reservo para mi diario y para mi deleite personal… algún día lo compartiré… pero creo que eso será dentro de mucho tiempo… por el momento me conformo con describir lo que sentí al despertar. En la última parte del sueño fui enteramente feliz. Al despertar, lo primero que sentí fue desorientación, ya que en mi sueño me encontraba en el mismo lugar que al despertar, es decir, en mi cama. Además de esto, había una gran cantidad de detalles que me sorprendieron, por ejemplo, los libros que miré al despertar, ya los había visto en el sueño, estaban en el mismo lugar y posición en el sueño que al despertar. En fin, muchos detalles que me hicieron sentir mucho más real el sueño, y a la vez me dieron una sensación de estar perdido, o más bien, de haber perdido algo. Inmediatamente después, me di cuenta de que había estado soñando, así que la desorientación se desvaneció y su lugar lo tomó una sensación de felicidad. Traté inmediatamente de recordar cada detalle del sueño, pero no recordaba bien la conversación que había tenido en él, sólo algunas partes importantes que explicaban la felicidad que sentía. Después de eso dejé de sentirme feliz para sentirme miserable. Me sentí tonto por alegrarme por algo irreal. Incluso me enojé por seguir sonriendo. Me cuestioné sobre lo bueno y lo malo de dejarse llevar por un sentimiento provocado por algo irreal, pero el recuerdo del sueño era más fuerte que mis ganas de reflexionar, así que me dejé llenar por la alegría provocada por el sueño, y cuando mi corazón recobró su ritmo normal, volví a quedarme dormido. Aún no sé si lo que hice estuvo bien, si es correcto alegrarse tanto por algo que nunca pasó, por algo inventado. Si me puedo permitir el olvidar que algo ha sido inventado por mi, y disfrutarlo como si fuera real. ¿Es correcto que me engañe a mí mismo? No lo sé… claro que prefiero que las cosas sean reales, pero si no los son, ¿está mal disfrutarlas?

4 comentarios:

Lidia dijo...

Curioso, ayer me preguntaba qué era más triste, un recuerdo, o lo que nos imaginamos.
Se vale disfrutarlo, por qué no?

jf.yedraAaviña dijo...

sip... maldita imaginación irresistible...

Princess Momo dijo...

te volverias loco, así que no pienses que es algo real, haha... lo que si te recomiendo es que disfrutes las sensaciones que te dejan el sueño, a pesar de todo...

jf.yedraAaviña dijo...

eso sí... jeje... como me gustó lo que te dije hace rato pues lo vuelvo a poner::: malditos sueños, es como si te metieran comida a la boca y te lo sacaran, el sabor se queda en la boca,, pero el estómago se queda vacío....

Saludos!!!